Los empresarios dan un “aprobado raspado” a la Formación Profesional en Canarias

Cámara de Comercio - Santa Cruz de Tenerife

A pesar de la fragilidad del mercado laboral, los empresarios con capacidad para contratar siguen decantándose por los jóvenes canarios titulados en Formación Profesional (FP).  Sin embargo, la nota con la que califican la calidad de esta enseñanza técnica en Canarias es de apenas un suficiente (5,6 puntos por ciento), según  revela del Panel de Opinión Empresarial sobre Formación Profesional, elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación  Santa Cruz de Tenerife.

La falta de aptitud o motivación que tienen los trabajadores y sus carencias en expresión oral y escrita y en matemáticas son los principales puntos negros que detectan los empresarios de las Islas en los perfiles profesionales de FP que incorporan a sus plantillas, según explica la Cámara en un comunicado.

Concretamente, el sector de la construcción es el más descontento con la cualificación de los técnicos en FP que contrata mientras que los empresarios de hostelería y turismo se quejan de la escasez de profesionales formados en este ámbito.

En la encuesta de la Cámara de Comercio, cerca de 1.000 empresas de las Islas han opinado sobre la situación actual de esta enseñanza técnica, el nivel de cualificación de sus profesionales, la calidad de la enseñanza que se imparte y las posibles mejoras que podrían incorporarse a la FP.

Un 78,8 por ciento de los empresarios se muestra satisfecho con la cualificación de los titulados en FP que tienen incorporados en su organigrama frente a un 20 por ciento que considera que su nivel de preparación es mejorable. Llama la atención que en Canarias sea precisamente el sector hostelero y turístico en el que más se queje de la escasez de profesionales formados en este ámbito.

A la hora de poner la lupa y examinar los déficits de los titulados de FP en Canarias, los empresarios sitúan el origen de la problemática tanto en la educación de base como en la manifestación de los valores y actitudes necesarias para el desempeño de un puesto de trabajo.

En este sentido, destaca que la limitación más importante que apuntan los empresarios canarios es la falta aptitud o motivación que tienen sus trabajadores, señalada por el 36,1 por ciento de los encuestados y que, incluso, llega a ser del 43,3 por ciento entre los empresarios del sector comercial. Una carencia que también se posiciona en primer lugar entre el conjunto de empresarios españoles (34,3 por ciento).

Otro de los puntos débiles que detectan los sectores productivos sobre estos perfiles profesionales son las carencias formativas básicas, más acentuadas en Canarias que en el territorio peninsular (34,3 por ciento frente un 24,4 por ciento, respectivamente).

Para el responsable de la Formación en Centros de Trabajo (FCT) de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Javier Concepción:

El diferencial entre ambos territorios justifica la necesidad de mejorar el sistema educativo de las islas, reforzando la adquisición de aspectos básicos y elementales como las matemáticas, la expresión oral y escrita, etc.

Los sectores económicos cuyos servicios están más dirigidos a la atención al público como el comercial y de hostelería – turismo son los que más acusan este tipo de limitaciones, con porcentajes de respuesta cercanos al 40 por ciento en ambos casos.

Sin embargo, y a pesar de las carencias apuntadas anteriormente, para cerca del 80 por ciento de los empresarios canarios los programas formativos de las titulaciones en FP sí están adaptados a las necesidades de sus empresas y tan sólo la construcción en Canarias indica un porcentaje de no adaptación en el torno del 30 por ciento, cifra similar a la que dan el conjunto de empresarios nacionales (28 por ciento).

Soluciones

En el documento del Pacto por la Educación y en el proyecto de Ley de Economía Sostenible, los cambios en la FP forman parte del recetario anticrisis que promueve el Gobierno central.

La duración de las prácticas en centros de trabajo (47,7 por ciento), seguida de la necesidad de incorporar la cultura empresarial en el aprendizaje (28,5 por ciento) y el desarrollo de habilidades empresariales, tales como idiomas, negociación, informática, gestión de equipos,etc (23,2 por ciento) son algunas de las soluciones que proponen los empresarios canarios para mejorar la calidad de los profesionales y, por tanto, el nivel competitivo de sus empresas y de la economía de las Islas.

En la encuesta de la Cámara de Comercio, los empresarios no sólo apuntan a los alumnos, sino que también opinan sobre la conveniencia de que se refuerce la formación continua del profesorado para aproximarlo a la realidad empresarial.

Sectores

Las empresas del sector comercial son las que mejor la valoran este tipo de formación con una media de 5,96 puntos, mientras que las de construcción son las que menor valoración otorgan con  5,2 puntos. A nivel nacional el sector que peor valora este tipo de formación es el industrial con 5,1 puntos, según se refleja a través de la encuesta de Formación Profesional (FP) realizada por las Cámaras de Comercio.

La escasez de profesionales cualificados con titulaciones de FP es más acusada entre los empresarios de los sectores de hostelería y turismo y entre los industriales, con un porcentaje cercano al 30 por ciento.

Fuente Original: EuropaPress.

Entradas Relacionadas


,

No hay comentarios.

Deja un comentario

Powered by WordPress.