La FP, un vivero para el empleo fijo

Alumnos en FP

Un reciente estudio asegura que los titulados en FP consiguen cada vez más contratos fijos en lugar de temporales, y añade que el tiempo que tardan en insertarse en el mercado laboral es inferior a 3 meses en más del 50% de los casos.

El barómetro Nexos FP 2010, desarrollado con la colaboración de Adecco, y que analiza la Formación Profesional en España, concluye que los alumnos de FP crecieron en 2009 un 6%, siendo la modalidad de FP a distancia la que más incorporaciones ha tenido con un crecimiento del 31%.

En los últimos diez años el número de estudiantes en ciclos de formación de grado medio (CFGM) se ha multiplicado por tres, mientras que en el caso de los estudios de Bachillerato se han visto reducidos en un 50%.

En CFGM las familias que cuentan con mayor número de alumnos matriculados son Administración, Sanidad, Electricidad y Electrónica, Mantenimiento de Vehículos e Informática. Y Andalucía, Cataluña, Valencia y Madrid son las comunidades que cuentan con más alumnos.

En ciclos de formación de grado superior (CFGS) las familias más demandadas son Administración, Sanidad, Servicios socioculturales a la Comunidad e Informática.

Los graduados en CFGM y CFGS se encuentran entre los grupos educativos con mayores tasas de actividad en España, siendo de un 87% y un 91% respectivamente, y por lo que se refiere a las tasas de paro, las CFGM y las CFGS se encuentran entre los grupos educativos con menores tasas de todo el mercado español, siendo de un 11% y un 8% respectivamente.

También el salario es más elevado para estos titulados, que perciben una retribución mayor que la de las personas que poseen únicamente estudios primarios. En consecuencia, el grado de satisfacción de los trabajadores con FP es de un 74% a la hora de valorar su empleo.

En cuanto al tiempo que tardan en insertarse en el mercado laboral es inferior a 3 meses en más del 50% de los casos, siendo más rápido el proceso en el caso de los titulados en CFGS

El tipo de contrato del primer empleo de los titulados en FP suele ser temporal en un 52% y fijo en un 25%. En comparativa con los datos de 2008, este sector de estudios amplía su contratación fija en detrimento de la temporal, muy a la contra de lo que sucede en otros sectores. Además, los alumnos de FP consideran que estarán preparados para entrar en el mercado laboral a la finalización de sus estudios y son conscientes de que las salidas profesionales (además de una vocación por la especialidad elegida) son una de las principales razones que les lleva a realizar dicho tipo de estudios.

El 71% del alumnado es consciente de la posibilidad de obtener titulaciones oficiales de FP por medio de pruebas libres preparadas a distancia, mientras que los adultos sin Titulación Profesional consideran en un 56% que la FP es la mejor opción si desean mejorar su carrera profesional. Respecto a los datos de 2008, contemplan con mayor interés la FP como posible mejora de sus vidas laborales en detrimento de las carreras universitarias.

Algunas dudas

Es cierto que, frente al modelo de sobreeducación universitaria, la Formación Profesional se revelaba como una opción con perspectivas profesionales interesantes, retribuciones aceptables y posibilidades de carrera que pueden beneficiar a los jóvenes, las principales víctimas de la actual crisis.

Sin embargo, como ya publicó Expansión & Empleo, una reciente investigación de las Cámaras de Comercio –en la que 4.990 empresas de todos los sectores valoran la FP– ofrece un resultado de 5,6 en una escala de 0 a 10 para este tipo de formación. Entre las carencias que se apuntan está la falta de motivación de los trabajadores y la adaptación de la oferta formativa a sus demandas. Mientras en otros países europeos la formación técnica es mayoritaria, en España hay un cuello de botella importante en nuestra pirámide formativa: tenemos muchos directivos y pocos técnicos.

Aunque los profesores están bien cualificados e inician su actividad con formación y programas que impactan a veces padecen algunos déficit, como la experiencia directa, o desconocen los retos a los que se enfrentan sus alumnos, por ejemplo la flexibilidad, los conocimientos técnicos más actuales y las competencias transversales como la adaptación al cambio o la asunción del riesgo, es decir, todas las habilidades que va a tener que desarrollar el candidato en su puesto de trabajo.

Además, los conocimientos de un profesor tras quince años de docencia pueden estar desfasados.

El reto está en buscar esquemas que aumenten la conexión entre las empresas y los docentes. Según el informe, el 28,1% de las organizaciones señala la falta de adaptación de la oferta formativa a sus requerimientos como una de las principales carencias de la FP, y son las que cuentan entre 10 y 49 empleados, más de un 30%, las que más acusan este desfase.

Fuente: Expansión.

Entradas Relacionadas


Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 23/10/2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Un reciente estudio asegura que los titulados en FP consiguen cada vez más contratos fijos en lugar de temporales, y añade que el tiempo que tardan en insertarse en el mercado laboral es inferior a 3 meses en más del 50% d……

Deja un comentario

Powered by WordPress.