La FP de electricidad tiene nuevo centro de referencia

Torrelavega

El Consejo General reconoce el proyecto a desarrollar en Torrelavega para la enseñanza de esta familia profesional.

Son instalaciones únicas en España. Centros de formación que han recibido la calificación de ‘referencia nacional’ concedido por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Sólo aquí se impartirán los cursos y la formación referente a la familia profesional que engloba de Electricidad y Electrónica en las áreas de instalaciones eléctricas, telecomunicaciones y equipos electrónicos.

Explica su directora, Carmen Díez, cuando avanza por el edificio, aún por inaugurar, que la Consejería de Empleo y Bienestar Social ha habilitado en Torrelavega, junto a la Oficina de Empleo del barrio de Covadonga.

El espacio es generoso -supera los 3.900 metros cuadrados- y el proyecto ambicioso. Tres grandes talleres y nueve aulas se distribuyen por un edificio completamente remodelado y dotado también con una sala de conferencias.

El factor más valorado por la comisión encargada de otorgar la distinción del Ministerio ha hecho énfasis en el equipamiento del centro, tanto por su calidad como por la vanguardia tecnológica.

Detalla Díez.

Son instalaciones construidas a escala para contar con todos los elementos que el alumno encontrará en la gran empresa. Enrique Lanza, uno de los profesores, inmersos ahora en la instalación de toda esta tecnología y en la confección de los nuevos Certificados de Profesionalidad de esta familia profesional, explica una de las cadenas de máquinas, la más vistosa.

A pequeña escala

Todo lo que vemos aquí equivale al proceso de embotellamiento de líquidos que podemos encontrar en una empresa. La formación del alumno se dirigirá al mantenimiento de todas estas estructuras, comprendiendo todo lo relacionado con la hidráulica, los sensores electrónicos, e incluso la programación de autómatas.

Enumera para referirse a las instalaciones en las que se han invertido 5 millones de euros.

En el ámbito de la Sanidad, el mantenimiento de cualquier tecnología dentro de este ámbito puede encontrarse también en otra de las salas, aún por montar.

Nos centraremos en el mantenimiento de los aparatos de tipo médico, desde un desfibrilador hasta cualquier instrumental electrónico de un quirófano, por ejemplo. Y todo conectado a través de dispositivos de radio. Es algo en lo que se enmarca todo el programa del área de las telecomunicaciones, que también manejamos.

Agrega Lanza ante una maquinaria quizá demasiado avanzada para su cometido.

Pero tiene una razón de ser. Este tipo de centros de referencia nacional no tienen sólo la competencia formativa; también tenemos el deber de atender al mercado y a las demandas de la empresa para innovar en materia de formación. Si la empresa necesita profesionales formados en ciertos aspectos, nosotros seremos los encargados de diseñar cómo será su formación.

Analiza Carmen Díez. Y aborda la futura confección de los cursos, que atenderán a un programa nacional y se adaptarán también a las necesidades puntuales que las sociedades o la misma Comunidad Autónoma pueda demandar.

Han sido meses de trabajo en la remodelación del edificio, la confección de los Certificados de Profesionalidad, las instalaciones, la remodelación del edificio… «Y aunque no sabemos exactamente cuándo inauguraremos la sede y comenzaremos las clases, no podemos decir que estemos parados. De hecho todo esto son meses de trabajo», apunta Díez.

Más vale tarde que nunca

Puede que la tardanza llegara en la decisión primera. En la espera antes de decidir poner en marcha un centro de semejantes características. La iniciativa surge del traspaso en el año 2000 de la gestión de la formación profesional ocupacional por parte del Estado a la Comunidad Autónoma.

Atiende a la cercanía estratégica que el edificio tiene con la Oficina de Empleo y analiza la segunda vertiente de actuación. No tiene sentido formar sin allanar el camino hacia el mundo laboral.

Estaremos abiertos al entorno, a Torrelavega y a toda la Comunidad, a los centros integrados de formación profesional, a empresas y entidades, colaborando con institutos y agencias de cualificaciones, universidades, centros tecnológicos y de investigación. Todo enfocado a mantener proyectos conjuntos y una política de transferencia de conocimiento.

Asegura su directora.

Fuente Original: El Diario Montañés.

Entradas Relacionadas


,

No hay comentarios.

Deja un comentario

Powered by WordPress.